Incluso el chef de repostería más exigente (puede que tenga o no dos pares de pinzas culinarias, cuchillos X-Acto y un transportador en el cajón de mi cocina) puede reconocer el encanto de un pastel de capas de aspecto imperfecto. Los pasteles en capas son lo mejor de la repostería casera: nostálgicos, accesibles y hechos con amor. Si alguien me ofreciera la opción de un pastel de panadería perfecto o uno casero ligeramente desplomado, elegiría la versión casera cada vez.

Dicho esto, no hay razón para no dejar que su pastel de capas se vea tan bien como sabe, especialmente porque puede ser la pieza central de la fiesta. Ahora que puedes hornear un pastel en capas, aquí tienes seis consejos esenciales para decorarlo.

1. Apílelo de manera uniforme

Algunas tartas se abren paso cuando se hornean. Apilar pasteles con tapas redondeadas significa menos estabilidad y un resultado de aspecto desigual. Baja al nivel de los ojos con la capa de pastel, luego usa un cuchillo largo y dentado para cortar las cúpulas.

Prefiero no cortar todo el pastel de un solo corte; es más probable que corte torcido de esa manera. En su lugar, corte el pastel aproximadamente a un tercio del camino hacia el centro, luego dé al pastel un cuarto de vuelta y corte nuevamente hacia el centro. Repita hasta que trabaje alrededor del pastel y, finalmente, corte por el centro y levante la cúpula. (Ayuda si tiene un tocadiscos; más sobre eso a continuación).

A continuación, apile la capa superior de la torta boca abajo, de modo que la parte inferior de la torta quede hacia arriba. Ahora tienes una parte superior de pastel perfectamente plana y sin migas. Algunas personas descartan las tapas de los pasteles. Yo los llamo un bocadillo perfecto.

2. Invierta en un tocadiscos (el otro tipo)

No me refiero a tu vinilo. Un plato giratorio para pasteles hace que la decoración de pasteles sea una operación suave en todos los sentidos. La versión Ateco de hierro fundido pesado es el estándar de oro, pero abundan las versiones menos costosas.

Si usa un plato giratorio, también querrá comprar rondas de cartón económicas para debajo del pastel. De esa manera, puede sostener el pastel y transferirlo al plato (o caja) para servir sin correr el riesgo de que el pastel se rompa o colapse. Una mancha de crema de mantequilla “pegará” la capa inferior de la torta al cartón. Una toalla de papel húmeda doblada o un trozo de cinta entre el plato giratorio y el cartón evita que el pastel se mueva sobre la mesa mientras lo decoras. Las rondas de cartón también aumentan un poco la altura del pastel (a menudo pego dos con cinta adhesiva) y evitan que el cuchillo para pastel raye tu buen plato.

3. Utilice una espátula desplazada o un práctico alt

La mayoría de los panaderos juran por las espátulas compensadas, grandes y pequeñas, para untar e incluso crema de mantequilla en un pastel. Una regla, una herramienta niveladora y un esparcidor en uno, una espátula desplazada, vale la pena la inversión.

Pero las espátulas compensadas no son las únicas herramientas que pueden aplicar crema de mantequilla en un pastel de capas. Los raspadores de banco e incluso las reglas domésticas también son herramientas comunes, especialmente para esparcir la crema de mantequilla de manera uniforme en los lados del pastel. Coloque el borde largo de la regla o el raspador de banco al ras contra el costado del pastel después de haber agregado la crema de mantequilla, apoyando el borde inferior en el plato o plato giratorio del pastel. Luego, arrastre la regla alrededor del pastel o gire el pastel en el plato giratorio, si lo usa, para crear lados lisos y con un toque de mantequilla uniforme.

(Bonificación adicional: una regla le permite asegurarse de que todos los lados tengan una altura uniforme. En lugar de mirar el pastel para ver si está uniforme, puede sostener la regla paralela a los lados del pastel y medir con precisión las alturas).

4. Cubre tu plato de pastel

Si no tiene un plato giratorio, no hay problema: puede armar su pastel directamente en el plato. Para mantener su plato para servir sin migas ni glaseado, coloque tiras de pergamino o papel encerado en el plato de la torta, coloque la torta encima de las tiras y decore. Las tiras deben ser lo suficientemente anchas para extenderse hasta el borde del plato. Una vez que hayas terminado de decorar, quita las tiras de pergamino para revelar una fuente de pastel impecable.

5. Agrega algo encima

Las chispas en un pastel son siempre la decisión correcta. Pero hay algunas otras formas de decorar un pastel con casi cero esfuerzo.

Las bayas frescas, tal vez espolvoreadas con un poco de azúcar en polvo, siempre se ven hermosas y combinan bien con chocolate y vainilla. Para el pastel de chocolate, compre una barra de chocolate y pase un pelador de verduras por los lados para crear rizos instantáneos de chocolate pequeño. Para el pastel de zanahoria, sumerja las cáscaras largas de zanahoria en un almíbar simple tibio durante unos 30 segundos. Escurrir y luego enrollarlos en rosetas.

6. Tenga un plan de respaldo

Todos hemos estado allí. Si, a pesar de las espátulas desplazadas, los platos giratorios y los tutoriales, su pastel parece un fracaso, simplemente apile la crema de mantequilla y use el dorso de una cuchara para crear remolinos acolchados.

¡Horneemos un pastel!

Lisa Ruland es un desarrollador de recetas, pastelero y escritor de comida viviendo en Washington, DC y Brooklyn.

.