En esta receta de vino caliente, cardamomo, canela, cítricos y sidra de manzana fresca se mezclan en una combinación embriagadora que mejora instantáneamente cualquier día frío de invierno. En lo que respecta al vino, pruebe Merlot por su suavidad y sabores frutales, pero prácticamente cualquier botella de tinto decente servirá. Solo asegúrate de no dejar que la mezcla hierva; la más mínima de las cocciones a fuego lento asegurará mucho sabor, pero sin que hierva todo el alcohol.

Esta receta de vino caliente se puede preparar dos horas antes de servir. Cuando quiera comenzar a beber, simplemente vuelva a calentar suavemente a fuego medio-bajo.

Nota del editor: Esta receta se publicó originalmente el 13 de noviembre de 2012.

.