La combinación de tomate, huevo y fideos es un plato muy querido en la cocina del cha chaan teng de Hong Kong, cafés de té que datan de la década de 1850. Hay muchas variaciones de este plato: a menudo, el huevo se revuelve y se mezcla con una sopa picante de tomate y macarrones; otras veces, se sirve una sopa espesa de tomate con fideos instantáneos y un huevo frito encima. Esta receta se inspira en dan faa tong, que se traduce en «sopa de flores de huevo» (más comúnmente conocida como sopa de huevo), una referencia a la forma en que el huevo flocula y florece cuando se deja caer en la sopa hirviendo. Los tomates enlatados hacen de esta receta un plato para todo el año, y la variedad cortada en cubitos que se usa aquí agrega textura a la sopa. Si lo prefiere, use tomates triturados, que le proporcionarán una sopa más suave. Esta sopa está diseñada para ser un poco dulce y un poco agria, así que ajusta el azúcar y la sal según sea necesario hasta lograr este equilibrio. –Hetty McKinnon

.