Plato de risotto de verduras de primavera sazonado con parmesano vegano y miso

Somos gente de carbohidratos. Que podemos decir Y el risotto es la comida más elegante que puedes hacer que es secretamente De Verdad fácil.

Esta 8 ingredientes El risotto vegano tiene un sabor maravillosamente rico gracias al miso, el vino blanco y el queso parmesano vegano. ¡Y está radiante con verduras frescas de primavera en cada bocado! Hágalo usted mismo y disfrute de las sobras durante la semana, o sorprenda a los invitados a la cena. ¡Permítanos mostrarle cómo se hace!

Hongos shiitake, ajo, arroz arborio, agua, aceite de oliva, espárragos, vino blanco, pasta de miso, guisantes, sal y pimienta

Historia del risotto

El risotto es un plato a base de arroz que se cree que se originó en Milán, Italia. La primera versión se llamó Risotto alla Milanese y se elaboraba tradicionalmente con mantequilla, cebolla, vino blanco, caldo, sal, azafrán y parmesano. Desde entonces, se han creado muchas variaciones de sabor.

Nuestra a base de plantas La versión no es tradicional, ¡pero no contiene lácteos y es igualmente deliciosa!

Saltear espárragos y champiñones con sal y pimienta

Cómo hacer risotto vegano

Este risotto es Libre de lácteos gracias al aceite de oliva y al queso parmesano vegano. La pasta de miso le da un hermoso sabor a umami que impregna el plato, mientras que el vino blanco aporta un toque de brillo. Los sabores atrevidos te harán olvidar que no se incluye mantequilla ni queso.

Si es nuevo en el miso, asegúrese de consultar nuestra Guía Miso 101 para conocer los diferentes tipos, beneficios para la salud y más.

Agregar guisantes al arroz arborio y al caldo de miso

Para una sensación primaveral divertida y un toque de color, nos inclinamos hacia la temporada al incluir espárragos y guisantes. Agregamos hongos para una textura abundante, un refuerzo de vitaminas B y otros beneficios para la salud. Y el ajo impregna el plato de sabor.

Cubra con queso parmesano vegano para una guarnición salada y cursi.

Espolvorear queso parmesano vegano sobre risotto

¡Esperamos que te ENCANTA este risotto vegano! Su:

Cremoso
Consolador
Sabroso
Ligero
Y lleno de Umami

Es perfecto para preparar comidas porque se mantiene y se recalienta bien, pero también es lo suficientemente elegante como para impresionar a los invitados a la cena. Funciona bien como plato principal o como acompañamiento, especialmente combinado con nuestras mejores albóndigas veganas, ensalada César romana a la parrilla con frijoles blancos con hierbas o bistec de coliflor con costra de anacardos.

Más recetas veganas de risotto

Si prueba esta receta, ¡avísenos! Deja un comentario, califícalo y no olvides etiquetar una foto #minimalistbaker en Instagram. ¡Salud, amigos!

Pimienta negra y parmesano vegano en tazones pequeños junto a un tazón grande de risotto vegano

Tiempo de preparación 20 minutos

hora de cocinar 30 minutos

Tiempo Total 50 minutos

Porciones 4 (Porciones)

Raza Entrada o lateral

Cocido Inspirado en Italia

Frieza Friendly No

¿Se mantiene? 2-3 días

MISO BROTH

  • 5 tazas agua, dividida
  • 4 Cucharada pasta de garbanzo y miso (el miso de soja regular también funciona, el amarillo o el blanco es mejor aquí)

ARROZ Y VERDURAS

  • 2 Cucharada aceite de oliva, dividido
  • 1/2 racimo espárragos, cortados en segmentos de 1/2 pulgada en diagonal / diagonal
  • 1 taza hongos shiitake, en rodajas
  • 1 pellizcar cada uno sal marina y pimienta negra
  • 6 clavos de olor ajo picado
  • 1 taza Arroz Arborio
  • 1/2 taza vino blanco seco (Opcional // o sub caldo de verduras)
  • 1/2 taza guisantes congelados
  • MISO BROTH: En una cacerola mediana, lleve el agua a fuego lento a fuego medio. Una vez que esté hirviendo, reduzca el fuego a bajo para mantenerlo caliente.

  • Mientras espera que el agua hierva a fuego lento, agregue el miso a un tazón pequeño para mezclar y saque ~ 1 taza (240 ml) de agua de la cacerola. Agregue al miso y bata / revuelva hasta que esté casi disuelto (esto permite que el miso se mezcle completamente con el agua y no se aglutine). Agregue la mezcla de miso a la olla con agua hirviendo y revuelva para disolver el miso por completo. Esto crea tu caldo de miso.

  • RISOTTO: Caliente una sartén grande con borde a fuego medio-alto y agregue 1 cucharada (15 ml) de aceite de oliva (cantidad como está escrita en la receta original // ajuste si se modifica el tamaño del lote). Agregue los espárragos y cocine por unos 5 minutos, revolviendo ocasionalmente, o hasta que estén algo dorados y caramelizados. Agregue los champiñones y saltee durante ~ 2 minutos o hasta que estén tiernos. Sazone con una pizca de sal y pimienta y transfiera a un tazón. Reserva para más tarde.

  • Caliente la misma sartén grande a fuego medio-bajo. Agregue el aceite de oliva restante (1 cucharada como está escrita la receta original // ajuste si está alterando el tamaño del lote) y ajo. Saltee durante 1 minuto hasta que esté fragante.

  • Agregue el arroz arborio y cocine por 1 minuto, revolviendo ocasionalmente para cubrir.

  • Opcionalmente, agregue vino blanco seco (o caldo de verduras) y revuelva suavemente. Cocine por 1-2 minutos o hasta que se absorba el líquido.

  • Con un cucharón, agregue 1/2 taza (120 ml) de caldo de miso tibio a la vez, revolviendo casi constantemente, dando al risotto pequeños descansos para que vuelva a hervir a fuego lento. El fuego debe ser medio y siempre debe haber un ligero hervor. Desea que la mezcla se cocine pero no hirviendo, o se pondrá gomosa y se cocinará demasiado rápido.

  • Continúe agregando el caldo de miso, revolviendo para incorporar, hasta que el arroz esté al dente – bien cocido pero aún tenga un ligero mordisco. Puede que no necesites todo el caldo de miso. Todo este proceso solo debería tomar de 15 a 20 minutos (el tiempo se basa en la receta original // ajustar si se modifica el tamaño del lote).

  • Una vez que el arroz esté al dente, baje el fuego lo más bajo posible y agregue los guisantes, junto con los espárragos cocidos y los champiñones de antes (opción de reservar algunos para servir). Revuelva hasta que esté bien combinado, probando un bocado para asegurarse de que los guisantes estén bien calientes.

  • Pruebe y ajuste el sabor según sea necesario, agregando una pizca de sal y pimienta al gusto o un poco de queso parmesano vegano para realzar el queso.

  • Para servir, divida entre tazones, cubra con los espárragos y champiñones restantes y decore con queso parmesano vegano.

  • Mejor cuando está fresco, aunque las sobras se mantendrán cubiertas en el refrigerador durante 2-3 días. Vuelva a calentar en el microondas o en la estufa a fuego medio, agregando caldo de verduras o agua según sea necesario para rehidratar. No apto para congeladores.

* La información nutricional es una estimación aproximada calculada sin ingredientes opcionales.

Servicio: 1 servicio Calorías: 317 Carbohidratos: 51,2 gramo Proteína: 7,9 gramo Gordo: 7.5 gramo Grasa saturada: 1 gramo Grasa poli-insaturada: 0,8 gramo Grasa monosaturada: 5 gramo Grasas trans: 0 gramo Colesterol: 0 mg Sodio: 456 mg Potasio: 216 mg Fibra: 5,6 gramo Azúcar: 5.3 gramo Vitamina A: 629 Interfaz de usuario Vitamina C: 6.6 mg Calcio: 24 mg Hierro: 1,5 mg