Templar el chocolate es algo que se puede escuchar «aquí y allá» en la pastelería cuando se desea trabajar con chocolate que no sea para hacer un pastel de chocolate o una ganache.

Pero no siempre es fácil saber con qué finalidad, para qué uso y sobre todo, cómo hacerlo en la práctica.

Y cuando estás interesado, a menudo parece un poco complicado y aplicas un método en particular sin saber realmente por qué, esperando que finalmente funcione.