[ad_1]

¡Las patatas gratinadas con cebolla francesa deben aparecer en su mesa!

patatas gratinadas con cebolla francesa

¡Sí, soy el loco que te sirve otra receta de cebolla francesa! Esta vez, en tus patatas gratinadas.

Vale la pena.

Las cebollas caramelizadas con tomillo se mezclan en papas en rodajas súper cursi. Mucho gruyere melty, solo para golpear el clásico sabor a cebolla francesa.

Ellos.son.un sueño.

cebollas caramelizadas en una sartén

Realmente, sé que digo esto cada vez, pero tengo que estar cerca del final de la obsesión de la cebolla francesa. Quiero decir, ¿hay algo más que pueda cebolla francesa? He hecho todas las cosas con cebolla francesa. Prométeme que estamos cerca del final.

Mientras tanto, disfruta de toda esta bondad caramelizada y cursi.

Sé que seguro que lo soy.

capas de patatas, salsa y cebollas caramelizadas

Si está buscando ideas para el menú de Pascua, ¡lo tengo! Este es un plato que puede agregar a su mesa y que sería un espectáculo absoluto.

¡He compartido estas papas gratinadas asiago antes, con papas blancas y camotes! Son super buenos.

Esta versión es similar, solo que con muchas cebollas caramelizadas deliciosas y saladas. La profundidad del sabor es increíble.

capa de patatas, gruyere, cebolla caramelizada

Mi mamá hace las mejores papas gratinadas y son uno de los platos favoritos de Eddie. Ella solo tiende a prepararlos en Pascua, porque también tiene un arsenal de otros platos de papa increíbles que hace con regularidad. Y todos los años cuando los hace, todos estamos como ¡¿POR QUÉ TENEMOS ESTOS SOLO UNA VEZ AL AÑO ?!

Es alucinante, porque son tan increíbles. Y se recalientan bien, viajan bien, realmente no te puedes equivocar.

patatas gratinadas con cebolla francesa

Creo que el problema principal es que las patatas gratinadas pueden requerir un poco de mantenimiento. Tienes que cortar las patatas, hacer la salsa, rallar el queso, todo ese jazz. Y aquí estoy, haciéndolos aún más exigentes, porque te exijo que caramelices las cebollas una hora antes.

O diablos, al menos 40 minutos. Las cebollas caramelizadas reales toman un tiempo, aunque la mayor parte del tiempo es sin intervención. Solo necesita sentarse incluso de vez en cuando.

Una vez que prepare un lote de cebollas caramelizadas, el resto es historia de la papa gratinada. Me gusta usar una mandolina para obtener los mejores resultados uniformes, pero también puedes cortar las papas en rodajas finas. Puede hacer esto la noche anterior, ¡simplemente guárdelos en un recipiente con agua helada en el refrigerador durante la noche!

patatas gratinadas con cebolla francesa

Me gusta usar queso gruyere aquí porque es el sabor clásico de la sopa de cebolla francesa. Le echo un poco a la salsa de queso y un poco entre las capas, junto con las cebollas caramelizadas. Cubra todo con pan rallado crujiente, hornee hasta que se derrita y las papas estén súper suaves.

El queso es dorado y burbujeante.

¡Son irresistibles!

Si te encanta preparar una buena cazuela o un plato de cena para tu familia, ya sea para un día festivo o incluso para la cena del domingo, este es el lugar. Sí, es un trabajo de amor, pero el resultado final merece la pena.

patatas gratinadas con cebolla francesa

Papas gratinadas con cebolla francesa

Papas gratinadas con cebolla francesa

¡Estas papas gratinadas con cebolla francesa son un pequeño giro en el clásico! Con sabor a caramelo, las cebollas de tomillo se arremolinan en rodajas de papa con queso.

  • 4 cebollas dulces, en rodajas finas
  • 4 cucharadas mantequilla sin sal
  • sal y pimienta kosher
  • ½ cucharilla tomillo seco
  • 3 libras patatas rojizas, pelado

salsa

  • 4 cucharadas mantequilla sin sal
  • 4 cucharadas harina para todo uso
  • 3 ½ tazas Leche
  • sal y pimienta kosher
  • ¼ cucharilla nuez moscada recién rallada
  • 12 onzas queso gruyere recién rallado
  • taza migas de pan sazonado
  • Precaliente el horno a 350 grados F.

  • Cortar las cebollas en rodajas finas. Calienta las 4 cucharadas de mantequilla en una sartén a fuego medio. Agrega las cebollas con una pizca de sal y pimienta. Remover. Cocine durante 10 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que las cebollas se ablanden. Reduzca el fuego a bajo, agregue el tomillo y cocine por otros 30 a 40 minutos, revolviendo con frecuencia, hasta que las cebollas estén doradas y de color caramelo. Si en algún momento las cebollas comienzan a arder, baje el fuego o agregue un chorrito de agua a la sartén.

  • Use una mandolina o un cuchillo afilado para cortar las papas en rodajas finas; debe tener un tamaño uniforme y un grosor de aproximadamente ⅛ de pulgada. Si los va a cortar con anticipación o si falta un tiempo antes de ensamblarlos, colóquelos en un recipiente con agua helada para que no se doren.

  • ¡Prepara la salsa! Caliente las otras 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola hasta que se derrita. Batir la harina para crear un roux. Cocine de 2 a 3 minutos, revolviendo, hasta que el roux esté dorado y tenga un olor fragante y a nuez. Vierta lentamente la leche mientras bate todo el tiempo, juntando la salsa.

  • Continúe revolviendo la salsa y agregue una pizca de sal y pimienta y la nuez moscada. Reduce el calor al mínimo. Agregue lentamente 6 onzas (aproximadamente la mitad) de gruyere hasta que se derrita. Pruebe y sazone con más sal y pimienta si es necesario.

  • Coloque la mitad de las papas en capas en la fuente para hornear. Cubrir con la mitad de la salsa de queso, luego la mitad de las cebollas caramelizadas y la mitad del gruyere rallado restante. Coloque las papas restantes encima. Cubra con la salsa de queso restante, cubriendo todas las papas. Cubra con las cebollas caramelizadas restantes y el gruyere rallado. Cubra con el pan rallado.

  • Hornee sin tapar durante 45 a 60 minutos, o hasta que las papas estén lo suficientemente tiernas como para recogerlas con un tenedor. Si la parte superior se pone demasiado marrón hacia el final, puede cubrirla con papel de aluminio. Deje que se enfríe un poco antes de servir.

patatas gratinadas con cebolla francesa

Qué bondad cursi.

[ad_2]